IFFO Logo

Subproductos

El pescado destinado al consumo humano directo a menudo se procesa de manera que la experiencia de comer sea más fácil y rápida para los consumidores. Dicho procesamiento da lugar a subproductos en forma de cabezas, vísceras, esqueletos, pieles y otros como colas, aletas, escamas, picadillo, sangre, etc.

Toda esta materia prima puede representar entre el 30 y el 70% del peso húmedo del pescado, dependiendo de la especie y se considera una materia prima valiosa a partir de la cual se puede producir harina y aceite de pescado.

Los subproductos pueden provenir del pescado capturado en la naturaleza o del procesamiento de la acuicultura. La mayor parte de la materia prima proviene de peces de aleta como los recortes de pescado blanco (abadejo, bacalao, merluza, eglefino y otros), pelágicos como el arenque y la caballa, así como otras especies como el salmón (silvestre y de la acuicultura), el atún, el pangasius y la tilapia.[1]

En cuanto a la reducción de tales subproductos en valiosos ingredientes marinos, algunos barcos pesqueros están equipados para conservar o procesar subproductos a bordo en harina y aceite de pescado o, alternativamente, las instalaciones en tierra han desarrollado métodos de recolección rápidos para garantizar que los procesadores tengan una salida confiable para sus subproductos. Hoy en día, cada vez más operadores acuícolas grandes tienen acceso a instalaciones avanzadas que conservan y procesan la materia prima de los subproductos en harina y aceite de pescado. Este es particularmente el caso del salmón del Atlántico, el pangasius y la tilapia de cultivo.

Suministro

Como se presentó en el último informe El estado mundial de la pesca y la acuicultura (SOFIA, en adelante), la FAO de las Naciones Unidas estima que el total de pesquerías de captura mundial se encuentra en la región de 100 millones de toneladas por año (96,4 millones de toneladas en 2018). Estos niveles de captura se han mantenido relativamente estables desde finales de la década de 1980, principalmente debido a la creciente conciencia de la necesidad de una pesca sostenible. Según las cifras presentadas en el informe SOFIA, el porcentaje de las pesquerías de captura que se utilizó para el consumo humano directo en 2018 fue de aproximadamente 74 millones de toneladas y alrededor de 14 millones de toneladas del pescado de captura restante se utilizaron como materia prima para producir ingredientes marinos. Además de las pesquerías de captura, la industria de la acuicultura es responsable de un impresionante crecimiento en el suministro de pescado para consumo humano y ha producido alrededor de 82 millones de toneladas de pescado en 2018.

El hecho mismo de que el subproducto del procesamiento de pescado se utilice cada vez más como materia prima para producir ingredientes marinos para alimentos balanceados es una gran noticia. De hecho, la utilización de subproductos ayuda a reducir el desperdicio y, al mismo tiempo, contribuye a la producción de productos de alto valor que promueven la salud de humanos y animales.

IFFO ha calculado que actualmente alrededor del 31% de la producción de ingredientes marinos mundial proviene de subproductos (Figura 1).

Figura 1

 

[1] Otras fuentes de materia prima incluyen cefalópodos como el calamar y crustáceos como el camarón (tanto silvestres como de cultivo).

by-products

Cuando analizamos por separado la harina de pescado y el aceite de pescado, encontramos que la producción mundial de harina de pescado a partir de subproductos representa el 27% (Figura 2), mientras que la producción de aceite de pescado a partir de subproductos representa el 48% de la producción total de aceite de pescado (Figura 3). El valor más alto en comparación con la harina de pescado se debe principalmente a los altos rendimientos del aceite de los recortes de salmón y pangasius. [1]

 

[1] En este análisis no incluimos el gran volumen de desperdicio de camarón de cultivo, que no produce aceite sino solo harina.

Figure 2

world's fishmeal

 

 

Figure 3

world's fish oil

Para comprender mejor el origen del subproducto del pescado, IFFO ha realizado un análisis del aporte brindado por las diferentes especies utilizadas para el consumo humano directo en el 2020.

Como se muestra en la Figura 4, los subproductos provenientes del procesamiento de fileteado de especies pelágicas como la caballa y los arenques, y de pescados demersales, como la merluza y el abadejo, proporcionan más del 13% de la materia prima mundial utilizada para la reducción a harina. Alrededor del 5% proviene de los recortes y desperdicios de atún, seguido del 3,5% de los subproductos del salmón y 3% de los recortes de pangasius. Finalmente, la tilapia, con un 1,9%, es la especie de cultivo que en la actualidad aporta menos materia prima para la harina.

Figure 4

fishmeal by species

En cuanto a la materia prima utilizada para el aceite de pescado (Figura 5), los subproductos del salmón y del pangasius proporcionan alrededor del 13% cada uno, lo que significa que la contribución combinada de estas 2 especies representa más de una cuarta parte del total mundial. La principal razón son los altos rendimientos de aceite que producen. Otro 2,7% del suministro mundial de aceite de pescado proviene de los subproductos del atún y, finalmente, el 1,2% proviene de los recortes de la tilapia.

Figura 5

fish oil by species

En la Figura 6, finalmente resumimos el desglose regional actual de los ingredientes marinos producidos a partir de subproductos. Asia es, por mucho, la región donde más se recicla la preciosa materia prima de pescado y de donde proviene casi el 40% de los ingredientes marinos a base de subproductos en la actualidad. Europa y América Latina siguen su ejemplo, aunque todas las regiones parecen comprometidas a reducir los residuos hasta cierto punto.

Figura 6

by products 2

Aunque estos números nos cuentan una historia prometedora, como lo destacó anteriormente Jackson and Newton (2016)[1] todavía existe un gran porcentaje del subproducto del pescado para consumo humano que se desperdicia en lugar de convertirse en productos de alto valor que contribuyan al suministro de alimentos ricos en nutrientes.

Jackson y Newton han estimado que a nivel mundial ya existe un potencial de casi 12 millones de toneladas de subproductos producidos en plantas de procesamiento que no se recolectan para la producción de ingredientes marinos. Asia es, por mucho, el área con mayor potencial para la utilización de subproductos, aunque también se cree que otras regiones como Europa y América Latina tienen un gran tonelaje de desechos no utilizados.

Además de esto, se espera que la producción pesquera mundial continúe creciendo, principalmente debido al crecimiento de la producción de peces de acuicultura. No hace falta decir que el aumento de la producción de la acuicultura también garantizará un creciente suministro potencial de materia prima para la producción de ingredientes marinos.

Por lo tanto, debe fomentarse en la medida de lo posible el desarrollo y la optimización de la recolección y el procesamiento de esta valiosa fuente de materia prima.

 

[1] A. Jackson, R.W. Newton, Proyecto para modelar el uso de subproductos pesqueros en la producción de ingredientes marinos con especial referencia a los ácidos grasos omega-3 EPA y DHA, 2016

 

Dr Enrico Bachis, 27 de Mayo de 2021