IFFO Logo

¿Qué podría significar el cambio climático para la interrelación entre las pesquerías y la acuicultura?

Brett D. Glencross

Instituto de Acuicultura, Universidad de Stirling, Stirling FK9 4LA, Escocia

El vínculo entre las pesquerías y la acuicultura

Se ha planteado que es probable que no todos los cambios climáticos afecten por igual a las pesquerías y la acuicultura, ya sea directa o indirectamente (1,2). Se ha sugerido que cambios como el aumento de las temperaturas, el aumento del nivel del mar, los cambios en la productividad de los océanos, los patrones meteorológicos y la intensidad del clima tienen un potencial disruptivo significativo. Sin embargo, uno de los impactos más indirectos del cambio climático en la acuicultura se extiende desde su vínculo con las pesquerías. Las pesquerías y la acuicultura industrial han estado íntimamente ligadas desde los inicios de esta última a finales del siglo XX. Si bien podría decirse que existe un conjunto de vínculos entre los dos sectores, el vínculo más fuerte ha sido a través de la captura de recursos pesqueros para la producción de harina y aceite de pescado para su uso en la producción de alimentos balanceados, un vínculo que continúa hasta el día de hoy. Dados los numerosos comentarios sobre cómo el cambio climático global podría influir en varias pesquerías (1), dichos impactos también podrían extenderse a la acuicultura.

Pesquerías volátiles: ¿abundancia, distribución y conflicto?

Se sugiere que los impactos proyectados en las pesquerías por cambios climáticos resultarán en algunos “ganadores y perdedores” basados ​​en cambios en la biomasa total, diversidad de especies y capturas potenciales (2,3). Ya se ha observado algún impacto en varias pesquerías mundiales y hay principalmente dos dimensiones biológicas clave para esto: abundancia de la población; y distribución (2). Como ejemplo, los estudios han demostrado que una gran proporción de especies en el Mar del Norte ya están cambiando en distribución, profundidad o ambas desde la década de 1980. De las especies del Mar del Norte que se han visto afectadas por el cambio climático, más de la mitad han mostrado cambios en la distribución y todas menos una se han desplazado hacia el norte. Además, tales cambios geográficos pueden resultar en algunos impactos significativos en la pesca comercial y esto podría generar conflictos potenciales en el acceso a los recursos (4,5). En el Atlántico norte, varios modelos han examinado escenarios de variabilidad ambiental y cambio climático con respecto a aquellas especies que sustentan las mayores industrias de harina / aceite de pescado. Se pronostica que algunas especies, como la caballa y el espadín, aumentarán en abundancia en los diferentes escenarios de cambio climático modelados, mientras que otras especies como el arenque y la bacaladilla muestran aumentos en algunos escenarios, pero disminuciones en otros (6,7). Se prevé que los principales impulsores de tales cambios sean la temperatura y la producción primaria. Se prevé que la captura potencial del Atlántico norte aumente en general, con cambios en la abundancia local dentro del área geográfica mayor. No se pronostica que los efectos de tales cambios climáticos sean consistentes en todo el mundo, con disminuciones en el potencial máximo de captura intensificado significativamente más cerca del ecuador (Figura 1).

Un contraste notable del escenario del Atlántico norte es el del Pacífico sureste, donde la situación parece más significativa. Se ha pronosticado que la pesquería de anchoveta peruana será sensible a los cambios climáticos futuros (8). Es una pesquería que ya está sujeta regularmente a distintas olas de calor marinas en forma de eventos de El Niño, donde se sabe que existe un impacto negativo en la productividad de la pesquería. Posiblemente presagia algún tipo de premonición de lo que un futuro océano más caliente podría deparar a la pesquería más grande del mundo.

Efectos de la variabilidad climática en el suministro de harina y aceite de pescado

La productividad y el potencial de ingresos de cualquier pesquería o incluso de todo el sector dependen de una miríada de supuestos. Si bien se observó que el precio de la harina y el aceite de pescado estaba estrechamente relacionado con el precio del crudo hasta 2006 (9), después de ese punto, los factores de restricción de la oferta y la demanda crecientes se volvieron dominantes. Además, el sector de la acuicultura ha desarrollado una considerable capacidad de recuperación de los recursos desde entonces, aprendiendo a adaptarse al uso de una amplia gama de otros recursos (9). El aceite de pescado, sin embargo, siguió siendo relativamente único en comparación con muchos de esos recursos adicionales debido a sus altos niveles de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3. Más recientemente, el progreso con las biotecnologías que producen esos importantes omega-3 de cadena larga a partir de plantas y fuentes microbianas ha evolucionado rápidamente hasta un punto en el que están comenzando a ganar tracción comercial (10). Se ha sugerido que los impactos del cambio climático en la acuicultura pueden ser provocados por limitaciones en la disponibilidad de harina y aceite de pescado. Es importante señalar que esto parece ser regionalmente variable y que, de manera similar, otros tipos de materias primas alternativas (por ejemplo, cultivos de soya y trigo) podrían verse igualmente afectados y, por lo tanto, los efectos del cambio climático pueden no ser únicamente un problema vinculado a la pesca para la acuicultura. Se ha sugerido que es probable que los impactos negativos se sientan principalmente en los sectores de la acuicultura en las regiones templadas, donde la acuicultura de peces se basa predominantemente en especies carnívoras (1). Sin embargo, las recientes adaptaciones de esas industrias para depender más de recursos adicionales que probablemente complementan a la harina y el aceite de pescado, junto con la observación de que la mayor parte de la acuicultura tropical depende aún más de los recursos derivados de los cultivos cuestiona esta afirmación. De hecho, la acuicultura ha dependido de recursos no pesqueros durante algún tiempo (Figura 2) y ahora hay más evidencia que cuestiona la sostenibilidad del uso de los recursos de proteína vegetal en los alimentos balanceados para la acuicultura (11). Con el aumento de los cambios tecnológicos en el sector de alimentos balanceados para la acuicultura, se han debilitado los vínculos entre el suministro de harina y aceite de pescado, y muchos de los sectores de la acuicultura basados en especies carnívoras ahora muestran una clara reducción en la dependencia de los recursos pesqueros. Una tendencia evidenciada además por la observación de que, en 2018, por primera vez en treinta años, el sector de la acuicultura del Atlántico Norte no importó harina de pescado de América del Sur.

Independientemente del alcance del cambio climático en el futuro, con la harina y el aceite de pescado pasando rápidamente de ser productos básicos a granel a convertirse en ingredientes estratégicos de alto valor, es probable que el vínculo entre la pesca y la acuicultura se debilite cada vez más. Si bien es poco probable que este vínculo deje de existir, está claro que los efectos del cambio climático en las pesquerías serán un problema menor para la acuicultura a medida que avanza el siglo XXI.

    Climate change 1

    Figura 1. Cambios de pronóstico para 2050 en el potencial máximo de captura (MCP) y el potencial máximo de ingresos (MRP) en relación con el 2000 en cada una de las 280 zonas económicas exclusivas. Figura de Lam et al., (2016).

     

    Climate change 2

    Figura 2. Uso de recursos pesqueros (azul) y no pesqueros (amarillo) (millones de toneladas) por el sector de alimentos balanceados para la acuicultura de 1975 a 2016. Datos derivados de FAO FishStat (2018).

     

    Referencias

    1. De Silva, S.S. and Soto, D. 2009. Cambio climático y acuicultura: impactos potenciales, adaptación y mitigación. En K. Cochrane, C. De Young, D. Soto and T. Bahri (eds). Implicaciones del cambio climático para las pesquerías y la acuicultura: panorama del conocimiento científico actual. Documento técnico de pesquerías y acuicultura de la FAO. No. 530. Roma, FAO. pp. 151-212.
    2. Lam, V.W., Cheung, W.W., Reygondeau, G. and Sumaila, U.R., 2016. Cambio proyectado en los ingresos pesqueros mundiales bajo el cambio climático. Informes científicos, 6(1), pp.1-8.
    3. Sumaila, U.R., Cheung, W.W., Lam, V.W., Pauly, D. and Herrick, S., 2011 Impactos del cambio climático en la biofísica y la economía de las pesquerías mundiales. Nature climate change, 1(9), pp.449-456.
    4. Perry, A.L., Low, P.J., Ellis, J.R. and Reynolds, J.D., 2005. Cambio climático y cambios en la distribución de los peces marinos. science, 308(5730), pp.1912-1915.
    5. Mendenhall, E., Hendrix, C., Nyman, E., Roberts, P.M., Hoopes, J.R., Watson, J.R., Lam, V.W. and Sumaila, U.R., 2020. El cambio climático aumenta el riesgo de conflictos pesqueros. Marine Policy, 117, p.103954.
    6. Fernandes, J.A., Cheung, W.W., Jennings, S., Butenschön, M., de Mora, L., Frölicher, T.L., Barange, M. and Grant, A., 2013. Modelización de los efectos del cambio climático en la distribución y producción de peces marinos: considerando las interacciones tróficas en un modelo dinámico de envoltura bioclimática. Global change biology, 19(8), pp.2596-2607.
    7. Fernandes, J.A., Frölicher, T.L., Rutterford, L.A., Erauskin-Extramiana, M. and Cheung, W.W., 2020. Cambios en las capturas potenciales de las pesquerías de pequeños pelágicos del Atlántico nororiental en escenarios de cambio climático. Regional Environmental Change, 20(4), pp.1-16.
    8. Schreiber, M., Ñiquen, M. and Bouchon, M., 2011. Estrategias de afrontamiento para enfrentar la variabilidad ambiental y los eventos climáticos extremos en la pesquería de anchoveta peruana. Sustainability, 3(6), pp.823-846.
    9. Glencross, B.D., Baily, J., Berntssen, M.H., Hardy, R., MacKenzie, S. and Tocher, D.R., 2020. Evaluación de riesgos del uso de recursos alternativos de materias primas animales y vegetales en alimentos balanceados para la acuicultura. Reviews in Aquaculture, 12(2), pp.703-758.
    10. Tocher, D.R., Betancor, M.B., Sprague, M., Olsen, R.E. and Napier, J.A., 2019. Ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3, EPA y DHA: reduciendo la brecha entre la oferta y la demanda. Nutrients, 11(1), p.89.
    11. Malcorps, W., Kok, B., van‘t Land, M., Fritz, M., van Doren, D., Servin, K., van der Heijden, P., Palmer, R., Auchterlonie, N.A., Rietkerk, M. and Santos, M.J., 2019. El enigma de la sostenibilidad de la sustitución de la harina de pescado por ingredientes vegetales en los alimentos balanceados para camarones. Sustainability, 11(4), p.1212.